18 abr. 2010

Cada segundo cuenta...


Parece que la rueda del tiempo nunca vaya a dejar de rodar en el mismo sentido.
Todo gira. Incluso la vida da vueltas y más vueltas.
Puedes quedarte quieto en cualquier sitio y permanecer aparentemente inmóvil, y aún así siempre estarás desplazándote hacia algún lugar, pues formamos parte de un todo en movimiento.
Y a algunos ese sin cesar nos produce mareos. Incluso vértigo.

Harto de escuchar que cada segundo cuenta, empecé a contar los segundos.
Al poco, me desconté. Y me di cuenta que es más provechoso vivirlos, a observarlos al pasar. Aunque resulte también más difícil.
Todo es cuestión de aprender, dicen los maestros. O, más bien, de querer aprender.

Siempre he sabido que no se me dan bien las palabras. Y cada vez más a menudo, prefiero callar. Prefiero callar a pesar de que el tiempo me ha enseñado que no hay como hablar para olvidar. Para olvidar el tiempo pasado, para olvidar el paso del tiempo. No hay como dejar de pensar en demasía para evitar contar los segundos, y comenzar a vivirlos.
Algunos, sin embargo, permanecemos en silencio, conversando con temores de antaño.

Una vez, no recuerdo dónde, escuché una frase que me llamó la atención:
"Si te pierdes entre tus pensamientos cada vez que debas dar un paso, otro lo dará por ti, y mientras quedas pensando y pensando, reflexionando por qué ha sido así, permanecerás parado, mientras el mundo avanza. Puede que incluso cuando decidas dar el tan meditado paso, tropieces, caigas, y no sepas levantarte. Frustrante, ¿verdad? En tal caso no esperes gran ayuda. Incorpórate, y aprende."
Ignoro por qué sigo sin prestar atención a tales palabras, dejándolas a un lado de mi mente, vagabundeando entre pensamientos.
Quizá debería reflexionar sobre ellas, mientras cuento los segundos...

... uno... dos... tres... poco a poco, paso a paso, casi todos aprendemos, de pequeños, a andar. Pero algunos nunca podremos decir que sabemos caminar.

¿Damos un paseo?
Creo que todavía hay tiempo...


1 comentarios:

Hank dijo...

Tenemos que tomarnos tiempo para tener tiempo...y que es el tiempo sino un mero espectador que se jacta de nosotros mientras le colgamos el titulo de maestro, sabio y dios....el tiempo es lo que pasa cuando ocurren las cosas, no el que provoca que estas ocurran o dejen de ocurrir...y no, el tiempo no pone a cada uno en su sitio, somos nosotros mismos los que nos ponemos en nuestro sitio con nuestras acciones de cada dia, cada minuto y cada segundo de nuestras vidas.

Publicar un comentario