28 abr. 2010

Un adios forzado...




Y te vi, frente a mi...tus labios,tu mirada...esa que me transmitia la tristeza de un adios forzado.
No hubo palabras, pero no hicieron falta, el silencio tejia bonitas palabras de amor que se mezclaban con tu mirada de adios forzado.

Hubo un amago de abrazo...pero se torno en una leve cojida de manos, ¿fue eso un escalofrio? o tal vez ¿miedo?
Tus labios susuraron un: te he echado de menos, a mi oido....mientras ami se me partia el alma en mil pedacitos y de nuevo ese escalofrio...

Y me besaste, con más fuerza que nunca, ( tal vez porque sabias que seria la última vez) y podia sentir el coraje, la rabia, los reporches, la dulzura, la pasion y el más profundo amor en aquel beso.

Y las lagrimas salieron, para reflejar la impotencia que sentí en aquel momento.
Y fije mis ojos encharcados en los tuyos...los tuyos tambien lloraban.
"No te preocupes" me dijiste "todo irá bien".

Y llegó el momento, llegó la despedida....la de nosotros, la de nuestros sueños e ilusiones, la del mundo que construimos...

Y nos abrazamos, pero no fue con los brazos, sino con nuestras almas...mas que un abrazo fue un pacto...de que volveriamos algun día a entrelazar nuestras almas pero ese día será para siempre.

Asi fué la despedida del niño de mi vida...el que me enseño a luchar y a crecer y sobre todo el que me enseño a amar.

2 comentarios:

WHO dijo...

Siempre estarás en deuda con el, no lo olvides.
Un beso, Who.

Hank dijo...

Por eso yo nunca digo hola, para no tener que decir algun dia...adios.

Publicar un comentario